Inicio No dejes de leer Células madre: El poder para mejorar la calidad de vida

Células madre: El poder para mejorar la calidad de vida

309
0
Células madre - Fórmula Médica
Células madre - Fórmula Médica / Imagen tomada de www.bioxcellerator.com
  • A través de la medicina regenerativa es posible ayudar a pacientes con enfermedades de alta complejidad como el infarto agudo de miocardio o padecimientos crónicos, como la diabetes, el lupus y el alzheimer.

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades crónicas y no transmisibles representan la causa de muerte más importante en todo el mundo con cerca del 63% de decesos anuales. Millones de personas ven como su salud se deteriora a causa de estos padecimientos y buscan diferentes alternativas para mejorar su calidad de vida y así poder convivir de la mejor manera con la enfermedad.

La medicina regenerativa es una disciplina médica que se sustenta sobre la mínima intervención y el uso de alternativas de origen biológico, incluyendo la terapia con células madre, esto con el objetivo de regenerar los tejidos de manera que se mejore sustancialmente la calidad de vida de los pacientes.

Te puede interesar: Volver es vivir. Colombianos han dejado de realizarse exámenes para prevención del cáncer

Al respecto, el doctor Carlos Hugo Escobar, director científico de Trustem, sostiene que: “Las células (madres) adultas tienen la capacidad de multiplicarse y desarrollar características funcionales y estructurales propias de tejidos especializados, es decir, regenerar gran variedad de tejidos como la piel, cartílago articular, hueso, estructuras ligamentarias y músculos, incluyendo el miocardio. Esto las posiciona como una herramienta potencialmente eficaz para el manejo de padecimientos crónicos incurables o dolores bastante molestos para las personas”.

El doctor Escobar agregó que son varios los mecanismos de acción de las células, pero todos convergen para inducir la regeneración de los tejidos enfermos, además de disminuir su inflamación y recuperar estructuras adyacentes, por lo cual, pueden llevar a la reducción significativa de síntomas, cuando no es posible tener una cura definitiva.

Muchas personas se preguntan ¿qué tan seguros son este tipo de procesos? En ese aspecto, el doctor Escobar explica que cuando este es desarrollado en condiciones idóneas, es completamente seguro.

Eso sí, las células madre deben ser producidas y manipuladas en ambientes estrictamente controlados, por profesionales altamente calificados que puedan garantizar una mayor eficacia del tratamiento para diferentes enfermedades.

¿Cuáles son las enfermedades que se pueden tratar?

Es muy amplio y heterogéneo el listado de afectaciones que pueden ser manejadas con medicina regenerativa, entre ellas están las lesiones deportivas y traumas generales; además de enfermedades de larga evolución que afectan grandes articulaciones como la rodilla, cadera y hombro; huesos largos como los de las piernas y los brazos; y problemas de músculos, tendones y ligamentos. Sin olvidar afecciones debidas a fallas del sistema inmune como el Lupus, alteraciones metabólicas como la diabetes, condiciones isquémicas como el infarto agudo de miocardio o los accidentes cerebrovasculares conocidos como derrames cerebrales e incluso el deterioro funcional y estructural propio del envejecimiento.

Te puede interesar: Volver es vivir. Colombianos han dejado de realizarse exámenes para prevención del cáncer

El doctor Hernando Jaime González, médico deportólogo y presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Regenerativa y Dolor afirma que “la Medicina regenerativa es un área de la que ha logrado mucho auge en los últimos años para el tratamiento de diferentes condiciones y enfermedades, en especial aquellas que afectan el sistema locomotor como esguinces, tendinopatías o desgarros musculares. Los resultados terapéuticos son muy buenos, no solo en deportistas de élite, también en aficionados y población general”.

Sumado a esto y sobre el trabajo que se hace en los pacientes, el Director Científico de Trustem recalcó: “Depende de las características de cada persona, en cada caso influyen diferentes factores, por supuesto, se debe analizar la enfermedad y la severidad de la misma. Prototípicamente, las células son aplicadas directamente en el área afectada, aunque en circunstancias particulares, podría ser conveniente las aplicaciones endovenosas.

El temor de las personas a llevar a cabo este procedimiento, en algunos casos, es la posible existencia de complicaciones o efectos no deseados, pero en la realidad son muy escasos y poco significativos. Puede que se experimente fiebre, enrojecimiento y espasmos en el sitio de aplicación, lo cual desaparece en cuestión de horas.

Los tratamientos habitualmente tienen una duración cercana a un mes, si las personas son aplicadas y siguen con atención las indicaciones médicas, los resultados se comienzan a evidenciar en un promedio de una semana, a más tardar tres meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí