Tags Posts tagged with "Artritis Reumatoide"

Artritis Reumatoide

Artritis Reumatoide - Formula Medica
Artritis Reumatoide - Fórmula Médica / Foto tomada de www.yucatan.com.mx

“La detección temprana, el diagnóstico y tratamiento oportuno de la artritis mejoran la calidad de vida, la funcionalidad, el desempeño laboral – social y el riesgo de generar discapacidad en los pacientes con la enfermedad”.

Pacientes bien informados contribuyen a un adecuado manejo de la artritis, enfermedad que causa impacto significativo en los sistemas de salud, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS.

La Artritis Reumatoide, cuya sigla es AR, es una enfermedad articular autoinmune, crónica e inflamatoria, que origina dolor, inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones comprometidas.  Hace parte del grupo de enfermedades que se desarrollan por auto-ataque del sistema defensivo hacia el mismo cuerpo (enfermedad auto-inmune), desencadenando dificultad para realizar las actividades cotidianas.

Te puede interesar: La artritis reumatoide, una enfermedad altamente discapacitante

A nivel mundial la incidencia de AR es de aproximadamente 3 casos por 10.000 habitantes y la prevalencia es aproximadamente del 1%. Afecta más a las mujeres que a los hombres y puede presentarse en personas de piel blanca, mestiza o negra en cualquier momento de la vida, es decir, a cualquier edad.

Dr. Jose Fernando Molina - Formula Medica
Dr. Jose Fernando Molina – Fórmula Médica

De acuerdo con el doctor José Fernando Molina, especialista en reumatología, existen diferentes factores que incrementan la posibilidad de sufrir AR,  entre los cuales se encuentran: la susceptibilidad genética, sexo y edad (su diagnóstico es más frecuente en mujeres entre los 30 y 60 años), obesidad, tabaquismo, agentes infecciosos y factores hormonales, nutricionales, socio-económicos y étnicos.

Te puede interesar: El 85% de los casos de Artritis Reumatoide se presentan en mujeres

Al ser una enfermedad en donde el cuerpo se “ataca a sí mismo”, resulta fundamental el acompañamiento profesional desde el inicio en la fase de detección, diagnóstico y tratamiento de la Artritis Reumatoide.

No todos los pacientes que presentan este diagnóstico tienen deformaciones en las manos y en las articulaciones, por ello es importante tener en cuenta los signos de alerta asociados con esta enfermedad mencionados a continuación:

  • Inflamación de una o más articulaciones: aumento del volumen de la articulación (inflamación) asociado a disminución del movimiento y aumento del calor local
  • Rigidez matinal: entumecimiento e incapacidad de mover una o varias articulaciones durante más de 15 minutos al despertarse
  • Sensación de fatiga
  • Falta de energía y fuerza
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Pérdida de apetito y peso sin causa evidente

Cabe resaltar que la AR puede diferenciarse de otros tipos de artritis, por las articulaciones que comúnmente se ven afectadas y por la simetría de su sintomatología, es decir, generalmente ambas partes o lados del cuerpo se ven involucrados; siendo en su mayoría manos, codos, hombros, cuello, mandíbula, caderas, rodillas, tobillos y pies.

Según la cuenta de alto costo “la artritis reumatoide representa una enorme carga económica para la sociedad, en términos de costos médicos directos e indirectos que incluyen los salarios perdidos y el tiempo de los cuidadores; costos intangibles derivados del dolor, fatiga, disminución de la autoestima u otros problemas psicológicos”.

El papel del paciente en su tratamiento

Según el doctor José Fernando Molina, especialista en reumatología “en general los pacientes y familiares tienen un gran desconocimiento sobre las diferentes formas de artritis y creen que solo existe una enfermedad. Aproximadamente 150 a 200 enfermedades afectan directa o indirectamente las articulaciones o tejidos periarticulares. En particular, existe mucha falta de información sobre la artritis reumatoide. Se desconoce cuáles son los síntomas de presentación más característicos, el pronóstico de la enfermedad y las diferentes opciones terapéuticas”.

Es muy importante que en el proceso de detección, diagnóstico y tratamiento oportuno de la AR se incluya el acompañamiento familiar y la guía por parte de los profesionales de la salud, pues son ellos quienes confirman el desarrollo de la enfermedad y el manejo adecuado que se le debe dar.

Te puede interesar: Más allá de la artritis

El tratamiento de la artritis reumatoide debe ser individualizado y depende de la severidad de cada caso. Para el especialista Molina resulta primordial “consultar oportunamente al especialista ante síntomas sugestivos de la enfermedad, pues una vez establecida es fundamental una óptima y adecuada relación con el médico tratante, un seguimiento frecuente por el reumatólogo y un cumplimiento riguroso del tratamiento con los medicamentos formulados. Todo esto, debe ir acompañado de una dieta balanceada, evitar el tabaquismo y realizar actividad física prescrita por el especialista”.

0 599
Artritis Reumatoide - Formula Medica
Artritis Reumatoide - Formula Medica

Los especialistas indican que es fundamental que los pacientes con Artritis Reumatoide tengan controles médicos que permitan evitar riesgos de otras enfermedades.

  • De 100 pacientes con Artritis Reumatoide, solo el  50% tiene un diagnóstico confirmado y solo un  25% se encuentran en tratamiento.

Por lo general, los pacientes diagnosticados con Artritis Reumatoide (AR), presentan mayores niveles de inflamación en el cuerpo, que comprometen particularmente las articulaciones. Pero este proceso inflamatorio también puede contribuir al deterioro de otros órganos y tejidos, como es el caso de los vasos sanguíneos convirtiéndose en factor de riesgo para enfermedades cardiacas y cardiovasculares.

Estos pacientes presentan dos veces más riesgo de sufrir enfermedades del corazón y desarrollar insuficiencia cardiaca (especialmente si la prueba del factor reumatoide o FR es positiva) que el resto de la población, según un estudio de la Clínica Mayo publicado en American Heart Journal en 2013.

De acuerdo con otro estudio publicado por el Journal of Internal Medicine en 2010, en los pacientes con Artritis Reumatoide el riesgo de sufrir un infarto aumenta en un 60%  1 a 4 años después del diagnóstico, así mismo el riesgo de enfermedad coronaria se incrementa en un 50%. Por esto es de suma importancia que los pacientes con AR tengan un tratamiento integral de su enfermedad para para reducir complicaciones de origen  coronario y cardiovascular; y así poder llegar a un control óptimo de la enfermedad, sin mayor impacto en la vida diaria.

Con relación a las cifras de personas diagnosticadas con Artritis Reumatoide el doctor Enrique Morales Villegas, médico cirujano, especialista en Medicina Interna y Cardiología en México,  hizo especial énfasis en la importancia de la investigación e innovación para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades inflamatorias, tales como la Artritis Reumatoide.

Afirmó el galeno, que “lo primero es controlar la actividad de la enfermedad para lo cual es indispensable contar con alternativas terapéuticas innovadoras de alta eficacia, efectividad y tolerabilidad, y lo segundo y no menos importante es evaluar el riesgo cardiovascular del paciente y controlarlo; de esta manera las personas diagnosticadas tendrán una mejor calidad de vida”.

Para la relación entre artritis y enfermedad cardiovascular el doctor Enrique Morales puntualiza que “hace falta más investigación epidemiológica, diagnóstica y terapéutica en países como Colombia, porque si no se conoce realmente cuál es la prevalencia y el estado de estas enfermedades en países como los nuestros, difícilmente se podrán planear estrategias de prevención”.

Frente al manejo de estas enfermedades en países en vía de desarrollo, el especialista afirmó que “en este tipo de patologías aplica la regla de las mitades, es decir, de 100 pacientes con Artritis Reumatoide, están  diagnosticados adecuadamente el 50% y de este porcentaje solamente la mitad, es decir, el 25% están en tratamiento y lo que se refiere al control o remisión de la enfermedad, lo tenemos solamente en la mitad de aquellos que están diagnosticados y tratados, es decir en el 12.5% de los pacientes. Por lo tanto, tenemos que incrementar nuestra capacidad de diagnosticar oportunamente la enfermedad y tratarla de manera apropiada para lograr control de forma óptima”.

Para el doctor  Morales, “tener Artritis Reumatoide pone al paciente más vulnerable frente a otras enfermedades crónicas y debilitantes. Además factores de riesgo como el sobrepeso, la obesidad, los niveles altos de colesterol, triglicéridos y presión arterial, incementan aun masel riesgo de problemas en órganos vitales tales  como el corazón o el cerebro; en estos casos el doctor insiste en que se debe estar más pendiente de la salud del paciente de forma integral.

La literatura médica mundial, recalca la importancia  de que los pacientes con enfermedades crónicas tales como la artritis, mantengan un estilo de vida activo, asociado a una alimentación balanceada y un manejo responsable del tratamiento, para reducir el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares. Así mismo los especialistas hacen un llamado a consultar al médico y no recurrir a las automedicaciones.

“Mi recomendación es que los pacientes comprendan que la Artritis Reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica que se puede controlar y  permite llevar una vida relativamente normal; es decir, un individuo con esta patología debe estar en un peso controlado, debe conocer sus niveles de colesterol y triglicéridos, y en función de sus niveles de riesgo cardiovascular, debe modificar su estilo de vida. Entonces no enfocarse solo en las articulaciones, sino ver más allá de este diagnóstico, identificando otros factores de riesgo”, finalizo el doctor Morales”.

Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YoutubeSíguenos en Google Plus