Inicio No dejes de leer Derivado de los componentes del cannabis puede ser útil para el tratamiento...

Derivado de los componentes del cannabis puede ser útil para el tratamiento de la epilepsia refractaria

203
0
Epilepsia Refractaria - Fórmula Médica
Epilepsia Refractaria - Fórmula Médica / Imagen tomada de www.elsevier.es

Ya existe en Colombia el primer consenso médico científico sobre la eficacia y seguridad del Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico avalado por la Asociación Colombiana de Neurología Infantil.

La epilepsia es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes y que genera un alto grado de discapacidad, para la cual el Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico puede constituir una herramienta terapéutica en casos puntuales.
Es el segundo consenso de este tipo que se ha hecho en el mundo; el primero fue el canadiense.

Te puede interesar: Cómo funciona la emergencia sanitaria: Min Salud Fernando Ruíz

El comité de expertos no recomienda el uso de cannabis artesanal en cualquier forma y/o indicación.

El consenso de expertos de la Asociación Colombiana de Neurología Infantil, reveló los beneficios del uso del Cannabidiol (CBD) purificado de grado farmacéutico como coadyuvante en pacientes con epilepsia refractaria y además puntualizó que tiene mecanismos de acción que podría ser útil para otras indicaciones terapéuticas como la ansiedad, autismo y Parkinson, de las cuales se espera ampliar más información al respecto.

Es de suma importancia aclarar que este es el segundo consenso sobre el tema a nivel mundial, ya que anteriormente se había realizado una declaración de expertos en Canadá. En el consenso colombiano se reunieron los epileptólogos neuropediatras que hacen parte del comité de epilepsia de la Asociación Científica ASCONI para debatir y generar unas recomendaciones sustentadas en una Metodología Delphi 1, la cual estuvo respaldada por una evaluación exhaustiva sobre la evidencia científica alrededor del Cannabidiol (CBD) purificado de rigor farmacéutico.

Esta declaración de posición de expertos surge dentro de la coyuntura de la reciente aprobación por parte del INVIMA del primer fármaco a base de Cannabidiol (CBD) con respaldo científico para el tratamiento de una indicación terapéutica específica, y además se enmarca en la regulación actual que puntualiza en el acceso seguro e informado al uso médico y científico del cannabis y sus derivados con base en la ley 1787 de 2016 y el decreto 613 de 2017.

La epilepsia es una de las enfermedades neurológicas graves más comunes con un estimado de 50 millones de personas que la padecen alrededor del mundo, de las cuales casi el 80% vive en países de ingresos bajos y medios 2. En el caso colombiano se estima una prevalencia de 18.2 por 1000 habitantes; la epilepsia focal (parcial) se presenta en un 64% y la epilepsia generalizada en un 36% 3.

Te puede interesar:Llega una nueva etapa de aislamiento selectivo

Vale la pena aclarar que la epilepsia refractaria se define como la falla para lograr que el paciente se encuentre libre de crisis epilépticas de manera sostenida, después de al menos dos medicamentos anticonvulsivantes tolerados y utilizados de forma adecuada, ya sea en monoterapia o en combinación 4.

Por tal motivo, el consenso científico 5 se estableció con la finalidad de generar recomendaciones para Colombia -con base en una evaluación exhaustiva de evidencia científica- sobre la indicación, posología, eficacia y seguridad del Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico en el tratamiento de pacientes con esta patología.

En primer lugar, el comité de expertos considera que el Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico es una terapia coadyuvante elegible en los pacientes con epilepsia refractaria. Sin embargo, aclaran que no recomiendan el uso de cannabis artesanal en cualquier forma y/o indicación, ya que contiene mezclas de Cannabidiol (CBD) y Tetrahidrocannabinol (THC) en proporciones variables no tecnificadas.

Si bien el THC y el CBD son dos activos que componen el cannabis, el Tetrahidrocannabinol (THC) es el compuesto psicoactivo que se usa para fines recreativos y que genera efectos psicoactivos; mientras que el Cannabidiol (CBD) no produce efectos psicotrópicos y se utiliza regularmente con fines terapéuticos debido a sus propiedades como anticonvulsivante, antiansiolítico, antipsicótico, entre otros.

El Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico no produce efectos psicoactivos ni de adicción.

En el último tiempo, el INVIMA ha alertado a la población colombiana sobre las consecuencias negativas y los riesgos para la salud humana que puede suscitar el consumo de productos artesanales a base de extractos de cannabis que no están certificados con buenas prácticas de fabricación ni cuentan con registro sanitario.

Teniendo en cuenta este punto, es válido aclarar que actualmente en Colombia los cannabis artesanales no tienen registro INVIMA, no pueden ser prescritos en MIPRES, no pueden ser vendidos en ninguna farmacia legal y ninguno es purificado de grado farmacéutico.

Te puede interesar: [Entrevista] Momentos de pandemia con el Dr. Julio César Castellanos

Al no estar definidos los estándares de sanidad y seguridad para los pacientes con este tipo de fórmulas magistrales, el consenso puntualiza y está de acuerdo que los productos aprobados por el INVIMA garantizan la seguridad de su uso en los pacientes que lo requieran, según su indicación aprobada.

En segunda medida y en concordancia con los estudios disponibles, el comité de expertos arguye que el Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico no produce efectos psicoactivos ni de adicción, y puede ser adicionado a cualquier fármaco anticonvulsivante, incluyendo el clobazam. En este punto, los médicos afirman que se debe mantener un adecuado seguimiento para controlar las posibles interacciones y realizar el ajuste de las dosis de los anticonvulsivantes que así lo requieran.

Adicionalmente, el consenso puntualiza que el Cannabidiol (CBD) puro de grado farmacéutico es tolerable y muy seguro, ya que, si bien la dosis recomendada es entre 10 a 20 mg/kg/día, se puede titular y llevar hasta 50 mg/kg/día teniendo en cuenta la respuesta del paciente y vigilando la presencia de eventos adversos.

Por último, sugieren que en aquellas epilepsias refractarias no incluidas en la indicación actual se debe consultar con especialistas de III y IV nivel, por ello, el consenso no niega la opción terapéutica a los pacientes con epilepsia refractaria y sí brinda una oportunidad de tratamiento siempre y cuando el especialista tome la decisión.

Fuentes bibliográfica

1 Es una técnica de obtención de información, en el que varias personas consideradas como expertas en alguna temática debido a su experiencia, jerarquía, formación, entre otros; expresan una opinión consensuada a través de la consulta reiterada.
2 OMS. Epilepsia. Noviembre de 2019. Disponible en: https://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/EB146/B146_12-sp.pdf
3 Velez A, Eslava-Cobos J. Epilepsy in Colombia: Epidemiologic Profile and Classification of Epileptic Seizures and Syndromes.
Epilepsia. 2006;47(1):193–201.
4 Diagnosis and management of epilepsy in adults – Scottish Intercollegiate Guidelines Network. SIGN [Internet]. mayo de 2015;
Disponible en: https://www.sign.ac.uk/assets/sign143_2018.pdf López González FJ, Rodríguez Osorio X, Gil-Nagel Rein A, Carreño Martínez M, Serratosa Fernández J, Villanueva Haba V, et al.
Drug-resistant epilepsy: Definition and treatment alternatives. Neurología (English Edition). septiembre de 2015;30(7):439-46.
5 El consenso científico representa la posición generalmente aceptada, en un momento determinado, por la mayor parte de los
científicos especializados en un tema específico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí