Trombosis ¿Cómo prevenir una enfermedad que causa más fallecimientos que el cáncer, el SIDA y los accidentes automovilísticos combinados?

Trombosis - Formula Medica
Trombosis - Fórmula Médica / Foto tomada de www.selecciones.com.mx
  • Hasta un 70 por ciento de los casos de Tromboembolia Venosa (TEV) ocurre durante o después de una hospitalización, lo que convierte a esta enfermedad en la principal causa de muerte evitable en hospitales.
  • Reposo prolongado, cirugías de cadera o de rodilla o intervenciones quirúrgicas para el cáncer, conforman factores de alto riesgo, especialmente si se suman a la obesidad y a hábitos como el consumo de tabaco y alcohol.

De acuerdo con la doctora Ana Cristina Montenegro, médico internista vascular, para que se produzca una trombosis tienen que presentarse tres factores; que la sangre se quede por un tiempo prolongado dentro de las venas y no sea bombeada correctamente al corazón, que la sangre esté más espesa de lo normal y se presente un daño en las venas. Cuando estos tres factores confluyen se forman los trombos, siendo muy frecuentes en los pacientes hospitalizados, ya que están mucho tiempo acostados y pasan por períodos largos de quietud, situaciones que favorecen el riesgo de sufrir una trombosis.

Una encuesta realizada por DMT e Ipsos-Reid, concluyó que la sensibilización pública mundial sobre la trombosis, la Trombosis Venosa Profunda (TVP) y la Embolia Pulmonar (EP) es baja, mucho más baja que la conciencia sobre otras afecciones como el infarto de miocardio, el ictus, la hipertensión, el cáncer de mama, el cáncer de próstata y el SIDA. Además, menos de la mitad de los adultos sabe que los coágulos de sangre pueden prevenirse.

Te puede interesar: En Colombia gran número de los pacientes amputados no han sido evaluados por un cirujano vascular

Es así como, la doctora Ana Cristina Montenegro, recomienda acudir a un servicio de urgencias en caso de presentar alguno de los siguientes síntomas: Inflamación y cambio de color en una de las piernas, dolor en esta extremidad, especialmente cuando la persona se encuentra de pie y se aumenta la inflamación, esto usualmente ocurre en una sola pierna.

Las extremidades inferiores son los sitios más comunes de tener TVP, aunque virtualmente cualquier vena tiene un riesgo potencial. Aquellas Trombosis Venosas Profundas que se localizan por encima de las rodillas, suelen ser las de más alto riesgo para desarrollar Embolia Pulmonar y estas ocurren en el 50% de los casos.

DATOS Y CIFRAS

  • Todos los años, se registran aproximadamente 10 millones de casos de TEV en el mundo.
  • En los Estados Unidos se registran entre 100,000 y 300,000 muertes relacionadas con TEV todos los años.
  • En Europa se registran 544,000 muertes relacionadas con TEV todos los años.
  • En los Estados Unidos y Europa, TEV es responsable de muchos más fallecimientos cada año que enfermedades como el SIDA, el cáncer de mama, el cáncer de próstata y los accidentes automovilísticos combinados.
  • Hasta un 70 por ciento de los casos de TEV ocurre durante o después de una hospitalización, lo que convierte a esta enfermedad en la principal causa de muerte evitable en hospitales.

¿Cuáles son las causas de la Tromboembolia Venosa (TEV)?

Una Tromboembolia Venosa (TEV) puede ser producida por múltiples causas, pero por lo general la persona tiene una predisposición genética o hereditaria que la hace más susceptible a que su sangre se coagule. Esta susceptibilidad se dispara o se hace evidente ante factores de riesgo como: ser mayor de 60 años, sufrir una infección, tener obesidad, estrés y daño vascular (cirugía, trauma o fractura, uso de catéter o marcapasos).

De acuerdo con la doctora Ana Cristina Montenegro, la tromboembolia venosa es una enfermedad que produce síntomas que son grandes imitadores. Por ejemplo, la tromboembolia pulmonar, produce llamados de atención que pueden sugerir también enfermedades del corazón o enfermedades de otros órganos que están dentro del tórax. Sin embargo, los síntomas más frecuentes son dolor en el pecho, ahogo al caminar y tos con expectoración rosada, todo este cuadro clínico, puede sugerir que la persona tiene una tromboembolia pulmonar.

Claves para prevenir esta enfermedad

Además de vivir una vida saludable y controlar al máximo todo aquello que podemos modificar como el peso, el consumo de alcohol y tabaco, uno de los aspectos más importantes es saber identificar los síntomas y acudir rápidamente a un servicio de urgencias con el fin de proteger la vida y evitar mayores  complicaciones.

La prevención resulta fundamental, tanto en el caso de aquellos factores que son modificables, como en la rápida detección de los signos y síntomas de una trombosis venosa profunda.

Cuando se presenta una trombosis, es fundamental que tanto pacientes como personal de la salud estén entrenados para identificar a tiempo los factores de riesgo y los síntomas de una Tromboembolia Venosa (TEV) para así lograr un diagnóstico y tratamiento oportunos, que pueden salvar la vida y evitar complicaciones.

De acuerdo con el doctor Adolfo Llinás Volpe, ortopedista – traumatólogo y director médico de la Fundación Santafé de Bogotá, dentro de los grupos de riesgo están personas que tienen una tendencia a coagular con facilidad o más de la cuenta, personas que están severamente enfermas o que están inmovilizadas, pacientes con cáncer o con cirugías que de impacto. Sin embargo para cualquier persona hospitalizada, nosotros tenemos un programa de vigilancia para todos los mayores de 18 años.

Dentro del programa de prevención, los pacientes reciben una vez al día un ejercicio de tamizaje o búsqueda activa de riesgo, que se realiza por medio de una alerta electrónica, la cual se dispara de manera automática y obliga a quien diligencia la historia clínica, a revisar una lista de verificación que determina si se requiere hacer un acto preventivo en el paciente y qué tipo de medidas se deben tomar.

En algunos casos se trata con medicamentos, en otros  con diferentes alternativas mecánicas como medias de compresión o unos aparatos que ejercen presión en la pantorrillas de manera inteligente, y en otros casos se requiere una combinación del método mecánico con alternativa farmacológica, siendo este un ejercicio ordenado y sistemático en la identificación de riesgos, agrega el doctor Adolfo Llinás.

La enfermedad trombo embolica hace que los pacientes se enfermen de una manera significativa y requieran una cantidad de intervenciones complejas, que pueden requerir cuidado intensivo, ventilación asistida o mecánica o estancias hospitalarias  prolongadas, y en muchas ocasiones con daño severo, de las venas profundas de la pierna. De una u otra forma, se desencadenan complicaciones médicas, en algunos casos graves, en otros no tanto, pero ciertamente de carácter crónico, que impactan los costos en el sistema de salud y afectan la calidad de vida del paciente.

DÉJANOS TU RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre