Inicio No dejes de leer Prebióticos y alimentación saludable, la mejor opción para una buena salud intestinal

Prebióticos y alimentación saludable, la mejor opción para una buena salud intestinal

822
0
Prebióticos - Fórmula Médica
Prebióticos - Fórmula Médica
  • El consumo de prebióticos mejora la flora intestinal, previene infecciones y el desarrollo de enfermedades graves estomacales y ayudan con el padecimiento de colon irritable

La alimentación es la base de una buena salud, por esto, es importante consumir frecuentemente alimentos con nutrientes esenciales que traigan beneficios para el organismo. Según la Revista Colombiana de Gastroenterología, más del 80% de los colombianos sufre de enfermedades digestivas por mala alimentación y se presenta principalmente en personas de entre los 15 y 30 años y entre los 50 y 70 años.

Apostar por una alimentación sana permite no solo una buena salud digestiva, también mejora todo el organismo y puede evitar muchas enfermedades. Pero además de una buena alimentación, los expertos recomiendan que incluir probióticos y prebióticos en la dieta diaria. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, los prebióticos son ingredientes funcionales fermentados de manera selectiva, que producen cambios en la composición y/o actividad de la microbiota gastrointestinal, es decir, estimulan la proliferación de bacterias buenas en el intestino.

Te puede interesar: Consumo responsable de antibióticos y cuidado de la salud intestinal

La Flora Bacteriana Intestinal está compuesta de millones de bacterias sanas que habitan a lo largo de todo el tracto gastrointestinal, permitiendo la disolución y absorción adecuada de los alimentos. Según la Dra. María Elizabeth Becerra, médico pediatra, con posgrado en Nutrición pediátrica en Boston Children y actual estudiante de maestría en Microbiota de la Universidad Europea, a los prebióticos se le confieren varios beneficios sobre la salud del ser humano, pues mejoran la repuesta del sistema inmune, fortalecen la microbiota intestinal, disminuyen el índice glucémico e incrementan el número de deposiciones fecales para el manejo del estreñimiento.

Los probióticos son microorganismos vivos, y los prebióticos son ingredientes alimentarios no digeribles usados por los microorganismos probióticos como alimento, cabe destacar que ambos producen un beneficio en la salud intestinal.

Los prebióticos viven en frutas y verduras que son ricas en hidratos de carbono y en fibra y según la evidencia científica, se encuentran también en carbohidratos, por ejemplo: inulina, lactulosa y oligosacáridos de leche materna. El consumo de prebióticos no genera dependencia y se empiezan a ingerir desde el primer día de vida, pues la leche materna es rica en sustancia prebiótica.

Los probióticos que este laboratorio produce contienen prebióticos, que vienen dentro de las cápsulas de estos organismos vivos y se convierten como en el alimento de las células probióticas, permitiendo que su trabajo dentro del organismo sea mucho más efectivo.

“Cuando se consumen probióticos, como un Prolardii o un Procilus, que son una gran cantidad de bacterias sanas, similares a las intestinales o algunas diseñadas para recuperar la flora bacteriana, permiten que tu organismo recupere la flora bacteriana” afirma la Dra. Becerra.

Te puede interesar: Salud digestiva Bacterias en la línea defensiva

Pero los beneficios de estas sustancias no solo se limitan a la salud gastrointestinal. Según un estudio de Euromonitor, los probióticos y suplementos dietarios fortalecen el sistema inmunológico del cuerpo. Esta es una nueva tendencia hacia la salud preventiva, que ha incrementado el consumo de estos productos durante la pandemia por COVID-19. Según este estudio, en el 2020 se incrementó el consumo de vitaminas B y C, suplementos probióticos y aceites de pescado y ácidos grasos con omega.

Además, diversos estudios han demostrado también que los prebióticos facilitan la absorción del calcio y otros minerales, como el magnesio y el hierro, por lo que podría mejorar la densidad ósea y prevenir la osteoporosis.

“Una dieta saludable en legumbres, verduras, frutas y frutos secos, además del consumo frecuente de fibra prebiótica y alimentos fermentados como fuente natural de probióticos, aporta al buen funcionamiento del intestino y previene enfermedades gastrointestinales”, concluye la Dra. Becerra, por lo que recomienda tener una alimentación balanceada y consumir prebióticos para llevar una buena salud intestinal.

Artículo anteriorCómo ser una mamá más activa y más saludable
Artículo siguienteHipertensión arterial, principal comorbilidad del COVID-19
Con el animo de brindar información y educación a la comunidad en general, que genere ese nivel de mejoramiento físico y total bienestar, nace Formula Medica, un espacio dirigido a crear conciencia sobre la importancia de la salud conocimiento y cuidado de la misma, en el que intervienen especialistas de primera linea en diferentes disciplinas como la Oncologia, Cardiologia, Oftalmologia entre otras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí