Las enfermedades que trae el fenómeno del niño

0
287
Fenomeno del niño Zika - Formula Medica
Fenómeno del niño Zika - Fórmula Médica / Foto tomada de www.panorama.com.ve

Hidratarse, usar protección solar y lavar frecuentemente las manos son algunas de las medidas de prevención para reducir los riesgos de enfermar durante el fenómeno del niño.

El Instituto Nacional de Salud explica algunas de las medidas que deben tener en cuenta los colombianos para disminuir el riesgo de enfermar durante el fenómeno del niño. De acuerdo con el IDEAM, la variedad climática que lo caracteriza consiste en aumentos de temperatura y disminución de lluvias en gran parte del territorio nacional, por lo que las autoridades de salud alertan sobre ciertas enfermedades en esta temporada, especialmente en las regiones Andina, Caribe y Orinoquía y parte de la región pacífica.

Este clima favorece los factores de riesgo para algunas enfermedades transmitidas por vectores, especialmente dengue, chicunguña y zika porque las condiciones climáticas son propicias para la reproducción del mosquito transmisor. La sequía y disminución de lluvias obliga a las personas a almacenar agua en todo tipo de recipientes que si no son los adecuados y están limpios o cubiertos se convierten en criaderos de mosquitos.

Te puede interesar: Capacidad de Colombia para responder a brotes y epidemias fue acreditada internacionalmente

Así mismo ocurre que en estas condiciones climáticas, las comunidades con difícil acceso a agua potable utilizan el agua para actividades prioritarias como la cocción de alimentos y se tienden a descuidar o disminuir prácticas de higiene personal, lavado frecuente de manos y lavado de alimentos, lo que también los expone a enfermedad diarreica aguda (EDA) especialmente en zonas o municipios del país que no cuentan con adecuados alcantarillados.

Luis Carlos Gómez, profesional del grupo de factores de riesgo ambiental del INS, explicó que en algunos municipios de Antioquia, Sucre y otros más, señalados como prioritarios se intensifica la vigilancia porque además de la EDA, existe el riesgo de aumento de infecciones respiratorias agudas (IRA) en población general y en personas con alergias (rinitis) y enfermedades pulmonares crónicas.

Los cambios de temperatura bruscos como las altas temperaturas o golpes de calor también aumentan el riesgo para quienes sufren de enfermedad cardiovascular como son los hipertensos, los diabéticos y personas con sobrepeso.

Franklyn Prieto, director de Vigilancia del INS, precisó además la importancia que los municipios activen su monitoreo de riesgos y realicen la gestión para revisar la disponibilidad de agua y el control de criadero de mosquitos.

DÉJANOS TU RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre