El uso inadecuado de antibióticos puede generar graves riesgos para la salud

Antibioticos - Formula Medica
Antibioticos - Formula Medica

El uso indiscriminado de antimicrobianos o antibióticos está altamente relacionado con la aparición de nuevos mecanismos de resistencia que aumentan el riesgo de enfermedades infecciosas comunes, y pueden generar a su vez prolongación de la enfermedad terminando en algunos casos en discapacidad o incluso la muerte. La resistencia bacteriana ocurre cuando los antibióticos o antivíricos dejan de ser efectivos y las bacterias, hongos o virus persisten en el organismo.

Según un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud, OMS, sin antibióticos eficaces para prevenir y tratar las infecciones, intervenciones como el trasplante de órganos, la quimioterapia, el tratamiento de la diabetes o las cirugías mayores como las cesáreas o prótesis de cadera, se convertirán en procedimientos de alto riesgo.

La resistencia bacteriana puede aumentar significativamente el costo de la atención sanitaria debido a que los periodos de hospitalización aumentan haciéndose necesaria una atención intensiva y por ende más prolongada.1 Sensibilizar a la comunidad frente a esta problemática se ha convertido en una prioridad ya que es una pieza clave en la sostenibilidad del sistema de salud en Colombia y en el mundo.

La automedicación y el uso irracional de los antimicrobianos o antibióticos, provocan  cambios en la composición de las bacterias generando una resistencia o farmacoresistencia de estas frente a los medicamentos, que hacen que se pierda efectividad  al momento de curar las infecciones. Este fenómeno está comprometiendo  el bienestar y salud de muchos pacientes, no solo ocasionando graves problemas de salud sino en muchos casos transmitiéndose a otras personas, generando mayor resistencia de las patologías y como se mencionó, gastos adicionales para  el sistema de salud.

Para la OMS la resistencia bacteriana consiste en un proceso natural normal, sin embargo, su acelerado crecimiento se ha debido a los abusos y usos inadecuados de estos medicamentos; problemas de salud pública que aumentan el costo de la atención sanitaria por el mayor número de hospitalizaciones y atención intensiva.

Es importante mencionar otra problemática alrededor de este tema conocida como infecciones intrahospitalarias, es decir aquellas que el paciente adquiere mientras recibe tratamiento hospitalario para alguna condición médica o quirúrgica. Si bien,  causas como las complicaciones posquirúrgicas y trasmisión del virus entre pacientes y trabajadores de la salud son muy comunes, también una causa frecuente de estas infecciones es el consumo abundante e incorrecto de antibióticos.

Según el Dr. Christian Pallares, médico epidemiólogo y Director del Comité de Infecciones del Hospital Universitario del Valle, es importante no automedicarse y esperar siempre el concepto médico, afirma que después de la hospitalización es fundamental seguir con las recomendaciones del médico tratante por encima de cualquier otro concepto; de esta manera se evitan complicaciones y reingresos hospitalarios. Incluso se debe tener en mente que aunque los pacientes suelen sentir inquietud al ser enviados a sus casas después de una intervención, es una medida de protección para su salud.3

El Dr. Pallares resalta algunos aspectos importantes de los antibióticos:

  • El paciente debe consumir la cantidad de antibiótico que le recomienda el médico tratante en el tiempo que él ordene, pues de lo contrario las bacterias pueden crecer y mutar generando resistencia a este medicamento e incrementar los riesgos para tratar y controlar enfermedades comunes.
  • El riesgo más importante de cambiar una indicación antibiótica es la falla terapéutica, es decir, que el paciente no se recupere.
  • En muchos casos los virus pueden incluir el aumento de temperatura en los pacientes, sin embargo  no siempre se requiere el uso de antibióticos en dichos casos. Existen antibióticos específicos para cada tipo de infección por eso auto-formularse o recibir el consejo de personas no capacitadas puede poner en riesgo la salud e incluso la vida.
  • No se debe consumir alcohol mientras se toman antibióticos ya que puede generar pérdida de la eficacia del antibiótico, daños secundarios e incluso riesgo de daños hepáticos.
  • El consumo de antibióticos puede afectar la flora intestinal, por lo cual se sugiere el consumo de alimentos ricos en probióticos como yogures y alimentos para mejorar la microbiota como: verduras, frutas y cereales.
  • Si usted ha tenido reacciones alérgicas como brotes, nauseas, al consumir cierto tipo de antibióticos, debe ser consciente que no puede volver a utilizarlos y avisarle al profesional de la salud para que haga el reemplazo respectivo.
  • Prácticas como el lavado de manos y la aplicación de vacunas podría reducir significativamente la propagación de virus y bacterias que aumenten la resistencia bacteriana.

DÉJANOS TU RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre